• Avanzamos  en  el  futuro  de  Irun

    Avanzamos en el futuro de Irun

    Ayer a la tarde aprobamos provisionalmente el Plan General de Ordenación Urbana de Irun. Desde EAJ-PNV creemos que Irun necesita un instrumento de planeamiento general claro, con criterios y objetivos bien definidos, un plan con visión de futuro pero asentado en la realidad, que responda a las necesidades de la ciudad e impulse sus potencialidades. En definitiva, un plan actualizado que defina con objetividad la prioridad de sus desarrollos urbanísticos, en forma, lugar y plazos. Y desde esta perspectiva, compartimos la ordenación prevista en el documento, aun cuando hay determinadas cuestiones que pueden ser objeto de una mayor y más perfecta definición y que otras requieren de una mejor coordinación en el tiempo.

    En línea con el proyecto de ciudad que tenemos, consideramos que el Plan General ha adoptado un modelo de ciudad que responde al urbanismo tranquilo y no agresivo que siempre hemos defendido, y a un crecimiento de nuestra ciudad sereno y sostenible. Y en este contexto, las líneas por las que aboga EAJ-PNV como prioritarias no van del centro al exterior o la periferia sino justo al contrario, con proyección al interior, recuperando espacios degradados para la ciudad, cosiendo el tejido urbano y adecuando los ámbitos residenciales ya aprobados o en ejecución, a las necesidades de un nuevo tiempo en el que construir por construir carece de sentido y de futuro.

    En este contexto, las prioridades de EAJ-PNV pasan por abordar en una primera fase los ámbitos que cuentan con una ordenación aprobada y/o en ejecución, como SAN MIGUEL-ANAKA, IPARRALDE-GAL Y KORROKOITZ-PAPINEA. Y, si bien cada, uno deberá afrontar una problemática distinta, todos ellos se sitúan en el epicentro de actuaciones cuya resolución cierra heridas urbanísticas en el casco urbano.

    En lo que a Iparralde-Gal se refiere, compartimos el planteamiento de priorizar ese ámbito para su desarrollo en los primeros años, sin embargo, creemos que no se puede demorar la construcción del nuevo frontón al periodo 2022-2030. Irun no puede esperar tantos años para tener un frontón profesional del nivel que le corresponde y su construcción debe estar ligado en el tiempo con el desarrollo de Iparralde-Gal. Asimismo, EAJ-PNV compartimos el planteamiento sobre el desdoblamiento de la variante.

    En cuanto a Txenperenea, proponemos que esta zona se desarrolle dentro del periodo 2014-2022 y no retrasarlo hasta el 2030. Un motivo fundamental para que Txenperenea se desarrolle en este periodo es, además de atender a la demanda de vivienda existente, que debe cofinanciar la construcción del tramo de la Ronda Sur asociado al ámbito. Por ello, EAJ-PNV considera que éste debe ser el primer tramo en abordarse, antes que los ramales de Matxalagain y Blaia, ya que permitirá, además, la conexión con la autopista por el futuro tercer enlace.

    Por otro lado, quiero destacar que las aportaciones ciudadanas realizadas desde distintos colectivos han enriquecido el PGOU. Asimismo, quiero hacer una mención especial a la supresión de desarrollos viarios que se previeron en el corredor del valle de Olaberria. De haberse incorporado al Plan General, éstos hubieran causado un impacto irreversible en el medioambiente al sur de la autopista.

    Por último, quiero reconocer la iniciativa ciudadana femenina que originó la elaboración del Mapa de la Ciudad Prohibida. Esa iniciativa fue decisiva para que desde el ayuntamiento se comenzara a mirar con ojos de mujer el urbanismo de la ciudad. En ese sentido, hemos valorado positivamente la incorporación innovadora de la perspectiva de género que contempla el documento del Plan General.

    Utzi zure erantzuna →

Utzi zure erantzuna

Cancel reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies